Menu

Nuestros servicios

¿Qué es una plaga?

Son aquellas especies implicadas en la transferencia de enfermedades infecciosas para el hombre y en el daño o deterioro del hábitat y del bienestar urbano, cuando su existencia es continua en el tiempo y está por encima del “umbral de tolerancia” que es el límite a partir del cual la densidad de población que forma la plaga es tal que sus individuos pueden provocar problemas sanitarios, ambientales, molestias, o pérdidas económicas.

Las plagas pueden ocasionar:

Conocedores de las diversas plagas que pueden afectar su hogar, empresa, hospital, oficina o su industria, ponemos a su disposición modernas y efectivas estrategias para su manejo y control.

Técnicos experimentados harán el adecuado diagnóstico que permitirá organizar las tareas de manejo y control de plagas para dar a sus problemas una solución efectiva, económica y ambientalmente amigable.

Así resolvemos problemas de roedores, insectos (cucarachas, hormigas, moscas, polillas, carcomas, termitas), arácnidos, palomas y murciélagos, y también realizamos limpieza y desinfección de tanques y cisternas.

Especializados en la industria de alimentos y bebidas (Bodegas - Industrias Conserveras – Restaurantes), en hoteles y casas de salud (hospitales, clínicas, geriátricos, etc.) desarrollamos programas de Manejo Integrado de Plagas que satisfacen los requerimientos de los sistemas de calidad certificada de nuestros clientes.

¿Qué es el Manejo Integrado de Plagas (M.I.P)?

Es la combinación de varias técnicas, las cuales llevadas a cabo otorgan resultados óptimos en el mediano y largo plazo. Teniendo como objetivo evitar, disminuir y controlar el impacto de las plagas.

El MIP es una estrategia, que incorpora:

En otras palabras, Manejo Integrado de Plagas significa anticiparse y prevenir los problemas, asegurando la calidad y la seguridad, tanto de los productos como del ambiente y las personas involucradas, disminuyendo los riesgos y generando soluciones a largo plazo a fin de evitar la reaparición de plagas.

Brindamos asesoramiento profesional sobre equipos atrapa-insectos de luz ultravioleta, sobre orden y mantenimiento de las instalaciones a fin de prevenir el ingreso, circulación y ocultamiento de plagas.

El estudio de plagas que se presentan ocasionalmente causando inquietud o temor por ser poco frecuentes, nos permite brindar soluciones oportunas y efectivas a estas situaciones.

Damos capacitación a operarios, gerentes y personal directivo sobre el impacto de las plagas en su establecimiento y sobre las responsabilidades compartidas para su mejor prevención y control.

Roedores

Los roedores (ratas y ratones) son mamíferos pequeños que causan serios problemas y amenazas. Adaptados a convivir con el hombre y de gran capacidad de subsistencia. Presentan incisivos de crecimiento continuo, por lo cual necesitan desgastarlos. Al roer dañan mercaderías, estructuras, cables, caños de PVC y mangueras, generando pérdidas de alimentos, deterioro de equipos, derrames de líquidos, detención de líneas de producción. Pueden producir cortocircuitos y hasta incendios.

Son muy contaminantes pues dejan pelos, excrementos y orines por doquier. Suelen ser portadores de pulgas. Causan temor. Pueden llegar a morder en especial a niños pequeños en orejas, nariz y dedos. Pueden diseminar diversos patógenos asociados a severas enfermedades (fiebre tifus, enfermedades gastrointestinales, rabia, leptospirosis, triquinosis, hantavirus y otras). Por ende son causantes de clausuras de establecimientos alimenticios.

Las especies más frecuentes que se encuentran en áreas urbanas y rurales como plagas son las ratas grandes (parda y negra) conocidas en Mendoza como “pericotes”, y las más pequeñas lauchas o ratones (ratas para los mendocinos).

Son animales de hábitos nocturnos. Aprovechan la oscuridad y tranquilidad de la noche para desarrollar sus actividades.

Su identificación es fundamental al momento de realizar acciones de prevención y control, ya que las tres especies tienen hábitos de comportamiento y alimentación diferenciados, esto requiere una primera etapa de evaluación y detección, para luego en forma precisa implementar un programa de control.

Rata parda o Rattus norvegicus asociada a la presencia de agua (acequias, lagunas, canales), normalmente hacen cuevas desde donde salen en busca de alimentos. Son animales que llegan a pesar alrededor de 300 a 400 gramos o más, de pelaje pardo y desprolijo, cola pesada, más corta que el cuerpo y que arrastran al caminar. Se mueven también por desagües pluviales y sistemas cloacales. Son buenas nadadoras.

Rata parda, de albañal o de las alcantarillas: Rattus norvegicus

Se alimentan de desperdicios de viviendas, restaurantes y mataderos, de hortalizas y frutas. Comen grillos, cucarachas y otros insectos que pueden encontrar. Se las encuentra también en granjas avícolas y porcinas donde encuentran agua y alimento sin limitación alguna.

Rata negra o Rattus rattus, son de menor tamaño y peso que la rata parda. Pueden pesar entre 150 y 200 gramos. Su cola es siempre mas larga que el cuerpo. Sus ojos y orejas son mas prominentes que en la rata parda. Su pelaje es muy prolijo, y si bien es llamada “rata negra” generalmente es de color gris-pardo con el vientre más claro.

Rata negra, de los tejados o de tirante: Rattus rattus

Son muy buena trepadoras. Se mueven por muros, enredaderas, cercos vivos y árboles, tirantes y estructuras elevadas en edificios (galpones, depósitos, granjas) aprovechando incluso cañerías y conductos de servicios y bandejas de cables elevados para sus desplazamientos. Si bien comen de todo, muestran preferencia por frutos silvestres y cultivados.

Lauchas o ratones o Mus musculus. Son roedores pequeños, muy ágiles que generalmente se encuentran en interiores. En exteriores se encuentran cuevas alrededor de granjas o entre escombros o acumulaciones de materiales. Hacen sus nidos en cuevas o entre materiales (cajas, en materiales paletizados, bolsas, estanterías, juntas de dilatación en pisos y al pié de columnas, en grietas en las paredes, en el aislante (poliestireno) de las cámaras de frío, cajones, etc).

Laucha o ratón doméstico: Mus musculus

Comen de todo pero prefieren granos y semillas. Son muy frecuentes en panaderías y depósitos de supermercados.

Su natural incontinencia los hace muy contaminantes. Dejan excrementos y orín por todas partes en sus recorridas en busca de alimento.

Los insectos conforman el grupo más numeroso de animales en el planeta. Se conocen alrededor de 1 millón de especies y se los encuentra en todos los ambientes salvo en los mares, los casquetes polares y las altas cumbres con nieves eternas.

Pero solo una pequeña cantidad de insectos se comportan de modo tal que resultan dañinos o indeseables ya que afectan la calidad de vida del hombre y de sus animales domésticos o de granja arruinando sus alimentos, destruyendo cosechas, dañando sus viviendas y edificios, trasmitiendo severas enfermedades o atacando directamente al hombre.

Entre los insectos dañinos de nuestro interés, o sea aquellos que se pueden considerar plagas urbanas, domésticas o industriales, hay varios grupos conocidos: moscas, hormigas, cucarachas, chinches de cama, mosquitos y vinchucas, suelen ser las más frecuentes. Como plagas poco frecuentes podemos mencionar: abejas carpinteras, termitas y carcomas de la madera, avispas, lepismas, gorgojos y polillas.

Moscas

El más común de los insectos especialmente en los meses más cálidos. Hay muchas moscas tanto en cantidad de individuos como en cantidad de especies. Efectivamente, hay varios miles de especies de moscas muy diferentes, algunas son consideradas como plagas, muchas resultan ser casi de ninguna importancia, incluso hay especies benéficas por su acción polinizante o por alimentarse de otras plagas.

Entre las moscas-plaga tenemos las moscas y moscardones muy comunes como lo son las moscas caseras, los moscardones verdes o azules, moscardones negros y grises, y mosquitas pequeñas como la mosquita del vinagre o la mosquita palomilla.

En general estas moscas-plaga se alimentan y desarrollan su ciclo biológico en inmundicias, en sustancias orgánicas en descomposición, en frutas o verduras pasadas de madurez, en basuras y desperdicios húmedos en general, en cadáveres de insectos y de otros animales (perros, ratas, palomas, etc.).

Por ser excelentes voladoras y por los sustratos donde se desarrollan resultan ser muy contaminantes. Levantan en su cuerpo microorganismo y parásitos patógenos que luego dispersan sobre las personas, sobre sus ropas, alimentos, elementos de higiene personal, vajilla, mesas de trabajo en cocinas, tanto en viviendas como en restaurantes, industrias procesadoras de alimentos, carnicerías, pescaderías, confiterías, hospitales, escuelas, y, en general, en todo lugar donde el hombre desarrolla sus actividades.

Hay actividades que resultan ser grandes generadores de moscas. Son normalmente las relacionadas con la producción de alimentos de origen animal, tenemos entonces que frigoríficos, mataderos, pescaderías, granjas avícolas, granjas porcinas y las actividades relacionadas con caballos. En estos establecimientos se producen grandes cantidades de estiércol y orines, restos de carnes y de sangre, cueros y menudencias, que son sustratos ideales para la multiplicación de grandes cantidades de moscas que resultan muy molestas y contaminantes mucho más allá de los límites de tales sitios.

Moscas comunes o domésticas: Musca domestica. Mosca palomilla Moscardón gris o mosca de la carne: Sarcophaga sp. Moscas azules o del estiércol: Calliphora sp. Pequeña mosca de la fruta o mosquita del vinagre: Drosophila sp.

Mosquitos

Son insectos voladores, que poseen un cuerpo delgado y patas alargadas; el tamaño de los adultos varía según las especies, rara vez superan los 15 mm. Las larvas y pupas se desarrollan en el agua, lo que la hace indispensable para completar el ciclo de vida; de hecho, cualquier recipiente al aire libre que acumule agua sirve para su multiplicación, por ende una de las primeras medidas de control es la limpieza y eliminación de cualquier contenedor de agua, el recambio de agua de floreros y bebederos.

En la mayoría de los mosquitos hembra, las piezas bucales están preparadas para perforar la piel de los mamíferos para succionar su sangre. Las hembras requieren del aporte indispensable de sangre (rica en proteínas y hierro) para poder iniciar la puesta de huevos. La dieta de los machos consiste en néctar, savia y jugos de frutas, generalmente ricos en azúcares. Por su morfología bucal, los machos no poseen la capacidad de succionar sangre.

Las especies más comunes es Argentina son Aedes aegypti y Culex pipiens, Anopheles spp. y otros , el primero es vector del virus del dengue y de enfermedades recientemente aparecidas como sika y chikungunya, (no se han encontrado casos locales de infección en Mendoza, pero han habido casos de personas que se han contagiado en otras regiones). Los mosquitos están relacionados con otras enfermedades endémicas a nivel mundial: malaria, fiebre amarilla, virus del Nilo Occidental y varios parásitos.

Aedes aegipti (transmisor del Dengue) Culex pipiens (más frecuente en Mendoza)

Hormigas

Las hormigas son insectos sociales. Hay muchas diferentes especies de hormigas. En general son de pequeño tamaño y se las encuentra en una gran diversidad de situaciones tanto en exteriores como en interiores. El color y el tamaño pueden ayudar a reconocerlas pero en general esto lleva a confusión. Muchas pueden morder o picar, pero hay un par de especies que además pueden utilizar su aguijón cuando se sienten atacadas.

Hormigas negras carpinteras: Estas hormigas son relativamente grandes (4 a 5 mm) y se alimentan de sustancias azucaradas que obtienen de los insectos chupadores que se encuentran en las plantas. Hacen sus nidos en troncos, en huecos en paredes, en aleros y entretechos. Se mueven caminando por el borde de muros y de otras estructuras, por los alambres de pérgolas y parrales, por los cables.

Cuando invaden techos hacen sus nidos dejando caer partículas de madera (aserrín), restos de hormigas muertas, etc. por pequeñas rendijas o huecos del techo que pueden encontrarse luego en el piso o sobre objetos o muebles.

Hormiga carpintera: Camponotus mus.

Hormigas podadora: Son hormigas similares en tamaño a las carpinteras, pero se alimentan en base a trozos vegetales que cortan de diversas plantas. Son notables sus poderosas mandíbulas y las espinas que tienen en el tórax. Hacen daño en las plantas del jardín y generalmente sus nidos se encuentran en el suelo.

Hormigas podadoras: Acromyrmex lundi.

Hormigas más pequeñas: Por otra parte hay varias especies de hormigas más pequeñas (2,5 a 3 mm), generalmente rojas como Solenopsis, que invaden interiores en busca de azúcares y proteínas que obtienen de lo que puedan encontrar en la cocina, en el piso. Suelen aparecer en placares, armarios, alacenas, bajomesadas, en la comida de las mascotas, sobre la mesada de la cocina. Los hormigueros suelen estar en exteriores o en huecos o grietas dentro de las estructuras y aparecen por pequeños orificios en los rincones, zócalos, pasadas de cables, grietas estructurales, al pié de marcos de puertas o portones, o simplemente llegan caminando por debajo de puertas o ventanas.

En los jardines se encuentran haciendo acumulaciones de tierra especialmente después de una lluvia o de riego. Estas suele ser muy agresivas cuando son perturbadas. Se alimentan de azúcares de las plantas y de proteínas que obtienen de restos de comidas o de insectos. Pueden encontrarse en interiores adonde llegan en busca de alimentos.

También hay especies muy pequeñas (2 mm) que pueden aparecer en la cocina o en el baño. Causan alarma pero son inofensivas. En el caso de la especie del género Forelius pueden llegar desde exteriores donde se alimentan de azúcares provenientes de insectos chupadores de las plantas, aparecen formando anchas filas de gran cantidad de hormigas pequeñas y de color muy oscuro. En el caso de Monomorium, se trata de hormigas muy pequeñas (1,5 a 2 mm), negras, que pueden presentarse en la cocina o en el baño. Su tamaño hace que puedan moverse por espacios o huecos realmente muy difíciles de encontrar.

Monomorium sp.

Cucarachas

Este grupo reúne insectos muy conocidos, generan repulsión y es necesario proceder a su control en los más variados ambientes y situaciones. Si bien hay varios miles de especies de cucarachas, solo 3 ó 4 son consideradas como plaga. Su sola presencia y por su potencial contaminantes generan una permanente demanda de los servicios de control de plagas.

Las especies frecuentes son: Cucaracha alemana (Blatella germánica), cucaracha americana (Periplaneta americana), cucaracha negra u oriental (Blatta orientalis) y cucaracha marrón-café (Periplaneta fuliginosa).

Cucaracha alemana o cucaracha rubia (Blatella germánica): Es la más pequeñas de las cucarachas que en se encuentran en ambientes urbanos, domésticos e industriales. Llegando los adultos a medir unos 14 a 16 mm, los individuos juveniles, llamados ninfas, al nacer tienen un par de mm y van creciendo hasta llegar a adultos. Las hembras adultas suelen verse llevando en su abdomen una estructura saliente que se prolonga hacia atrás. Es la ooteca o saco de huevos, en ella pueden desarrollarse hasta 40 huevos. Estas cucarachas tienen un alto requerimiento de humedad y temperatura, condiciones que se dan normalmente en las cocinas, donde bien puede decirse que es “verano todo el año”. En efecto, en las cocinas encuentran óptimas condiciones para desarrollarse, además allí tienen abundancia de alimento y de refugios. Cuando las infestaciones son importantes, pueden llegar a encontrarse en baños y otros ambientes.

Esta cucaracha se alimenta de todo lo que puede encontrar en una cocina, rotisería, panadería, y en general, en cualquier lugar donde se procesan alimentos. También pueden encontrar condiciones favorables en hospitales (neonatología, lactarios, salas de internación y baños), geriátricos, almacenes, mercados y kioscos.

Cucaracha alemana o cucaracha rubia: Blatella germánica

Son pequeñas, muy rápidas y delgadas, se esconden en rendijas y huecos de 1mm o menos. Esto hace que encuentren multitud de sitios para esconderse, especialmente en locales muy deteriorados, con muchas reparaciones, faltos de limpieza y desordenados. Se refugian en hornos de microondas, radios, teléfonos, balanzas y otros equipos utilizados en una cocina.

Se las suele relacionar con los sistemas cloacales lo cual es un “mito urbano”. Tienen alas pero no vuelan, se dispersan llevadas por las personas en sus ropas o en envoltorios con alimentos, en envases de bebidas (gaseosas o cervezas), en bandejas porta-huevos, o cuando se trasladan heladeras, frízeres o dispensadores de agua de un lugar a otro. Su tremendo potencial de multiplicación y su habilidad para esconderse en grietas y rendijas son dos importantes factores que hacen muy complicado su control.

Cucaracha oriental o cucaracha negra (Blatta orientalis): Esta especie de cucaracha puede medir entre 2 y 2,5 cm de largo, es muy ágil, no vuela, tiene requerimientos ambientales muy distintos a los dela cucaracha alemana (Blatella germánica. No es tan exigente en humedad ni en temperatura. No puede trepar por superficies muy pulidas (cerámicos, vidrio, mármoles o acero inoxidable). Se la encuentra en exteriores y en interiores.

En exteriores encuentra refugio en grietas en zócalos, veredas y cimientos, en la base de árboles, en escombros, en desagües y en tapas de registro del sistema cloacal. En interiores aparece bajo zócalos, escalones huecos o grietas al pié de muros o estructuras de madera, en rejillas de desagüe de baños, lavaderos y cocinas. En infestaciones importantes deja un olor desagradable muy característico.

Cucaracha oriental o cucaracha negra: Blatta orientalis

No son selectivas en lo referente a su alimentación. Se alimentan de frutas y hortalizas, restos de comida y desperdicios en general.

Las hembras no llevan la ooteca adherida al abdomen sino que apenas se ha formado la sueltan en algún lugar donde su descendencia pueda encontrar un sustrato para desarrollarse. En general no se encuentran infestaciones masivas, pero al inicio de la primavera se comienzan a ver algunos ejemplares en patios, baños, cocinas o veredas.

Cucaracha americana o Periplaneta americana: Esta cucaracha es la de mayor tamaño entre las especies de interés sanitario. Llega a medir entre 3 y 3,5 cm, es muy ágil, tiene alas pero no es buena voladora, sus largas y delgadas antenas son muy características. Es color castaño rojizo, se diferencian los adultos de las formas juveniles (ninfas) porque éstas aún no han desarrollado sus alas.

Cucaracha americana o Periplaneta americana

Es originaria de zonas tropicales por lo que necesita mucha humedad y temperatura lo cual hace que en Mendoza su presencia sea menos frecuente que la de la cucaracha alemana o de la oriental. Se la encuentra estrechamente asociada a desagües pluviales ya sistemas cloacales. Cuando invade interiores normalmente aparece por los desagües de baños, cocinas, patios y garajes.

Chinches de cama o Cimex lectularius

Las chinches de cama son pequeños insectos de un tamaño algo menor que una lenteja que se alimentan exclusivamente de sangre humana. Carecen de alas y caminan muy ágilmente. Su pequeño tamaño les permite esconderse en los bordes de los colchones y entre las maderas de la cama y del somier. En infestaciones severas pueden encontrarse incluso en las mesitas de luz, en grietas en las paredes y en las llaves de la luz o en los enchufes.

Son una importante plaga en hoteles, hosteles, pensiones, viviendas, pudiendo también aparecer en hospitales, geriátricos, etc. Su dispersión se produce por medio de la ropa que las personas transportan en sus valijas cuando viaja por el mundo.

Chinche de cama: Cimex lectularius

Al picar producen ronchas características que a veces van acompañadas de una fuerte picazón. Aún cuando no trasmiten enfermedades, al rascarse, una persona puede producirse heridas que luego se pueden infectar.

Son de difícil control y suelen ser resistentes a los insecticidas más comunes.

Vinchuca o Triatoma infestans

Las vinchucas son insectos que se alimentan solamente de sangre de mamíferos y de aves. Son de una tamaño medio pudiendo medir algo mas de 2 cm de largo. Sus hábitos son nocturnos, de día se refugia detrás de cuadros o muebles cuando se encuentra en el interior de una vivienda. En exteriores se encuentra en nidos de palomas, en grietas y huecos en muros o debajo de la corteza de los árboles. En áreas rurales es frecuente encontrarla en techos de paja, en paredes de adobe, en entre las estructuras de palos y ramas con que se hacen los corrales o en los gallineros.

Son importantes pues pueden trasmitir el parásito causante de la enfermedad conocida como “enfermedad o mal de Chagas” que puede afectar a humanos y a mamíferos silvestres (zorros, hurones, etc.) o domésticos (perros, chivos, etc.).

Vinchuca: Triatoma infestans

Si bien suelen alimentarse de sangre de aves (palomas, gallinas, etc.) cuando lo hacen no trasmiten la enfermedad pues el parásito no puede reproducirse en las aves.

En zonas urbanas es frecuente encontrar vinchucas que generalmente están asociadas a la presencia de palomas, esto causa temor y preocupación. En estos casos hay que llevar a las vinchucas que se encuentren al servicio de zoonosis del lugar para su análisis. En la Ciudad de Mendoza este servicio funciona en el Hospital Néstor Lencinas.

Los arácnidos son un importante grupo de artrópodos que con frecuencia se encuentran en viviendas, fábricas, jardines y galpones y en otras diversas estructuras. Este grupo se divide en tres órdenes: Arañas, Ácaros y Escorpiones o Alacranes.

Dado que entre estos artrópodos hay algunas especies que pueden ser venenosos y producir serios problemas cuando pican a una persona es necesario tenerlos en cuenta para evitar accidentes y saber cómo actuar cuando se presentan.

Ácaros: Hay numerosas especies que en general son de muy pequeño tamaño. Algunos ácaros suelen presentarse en sitios con cierta humedad y hacer daño en fruta seca, quesos, jamones y derivados de cereales.

Otras especies son parásitos de aves, roedores y murciélagos. En ocasiones pueden picar a las personas pero sin causar mayores problemas.

Alacranes o escorpiones: Muchas personas piensan que son animales diferentes pero no es así. Solo se trata de dos palabras referidas a un mismo animal.

Son artrópodos de áreas silvestres que se alimentan de insectos que cazan durante la noche. Pueden picar cuando por accidente se sienten agredidos por alguna persona. Son solitarios, pero en ciertos lugares pueden ser mas abundantes que en otros. En Mendoza hay varias especies pero ninguna de ellas tiene veneno que pueda causar serios problemas.

Alacranes o escorpiones

Arañas: Las hay de diversos tamaños. Muy grandes como las llamadas arañas pollito o tarántulas. Otras de mediano porte como las araña lobo o araña de jardín o como la araña parralera o arañón del monte que impresionan pro su presencia pero generalmente no son un problema.

Araña pollito o tarántula: Grammostola sp.

Todas las arañas se alimentan de insectos vivos. No atacan al ser humano y si llegan a picar, lo hacen accidentalmente tratando de defenderse al sentirse atacadas. Lo normal es que rápidamente huyan. Todas las arañas tienen veneno para poder dominar y consumir a los insectos que capturan, pero en Mendoza (Argentina) solo un par de arañas tienen veneno que puede afectar al ser humano. En su gran mayoría las arañas no tienen capacidad de atravesar la piel humana con sus quelíceros.

En viviendas con jardines se pueden encontrar varias especies de arañas, algunas se encuentran entre las plantas, otras entre macetas, en la leña, en muebles de jardín, otras van moviéndose ágilmente tras sus presas en patios y paredes (arañita saltona).

Arañita saltona: Menemerus semilimbatus

Hay arañas que tejen una gran tela en cuyo centro se ubican esperando la caída de algún insecto. Resultan inofensivas y hasta resultan decorativas (Argíope argentata). En interiores son muy comunes las llamadas arañas patonas o de techo. Son totalmente inofensivas.

Arañas peligrosas:

Araña lobo (Lycosa) o araña de jardín: Es de tamaño notable y muy ágil. Corre tras los insectos que pueden estar entre el césped, malezas o plantas decorativas pudiendo entonces encontrarse dentro de la vivienda. Su picadura es dolorosa, produce una pequeña ampolla acuosa, pero sin mayores consecuencias.

Araña lobo: Lycosa sp.

Araña de los cuadros, rinconera, de los muebles o araña asesina: Son todos nombres que describen dónde se pueden encontrar o señalando su peligrosidad. También la suele llamar araña violín por unos dibujos característicos que tiene en su cabeza precisamente con forma de ese instrumento musical.

Es una araña menor que una araña lobo, se moviliza buscando insectos para alimentarse, huye rápidamente ante cualquier perturbación, pero si accidentalmente que enredada en prendas de vestir dejadas en el piso o sobre escombros, etc. puede picar cuando una persona la aprieta al intentar colocarse esas prendas.

Araña de los cuadros o araña violín: Loxosceles laeta

Puede encontrarse tanto en interiores como en exteriores. Su veneno es muy agresivo y puede tener graves consecuencias en especial en niños y ancianos. Requiere atención médica inmediata en un centro especializado en infectología. En Mendoza se debe recurrir al Hospital Néstor Lencinas ubicado en el departamento de Godoy Cruz.

Viuda negra araña rastrojera, araña del ajo o araña poto colorado: Es de tamaño mas bien pequeño, pero con el abdomen notablemente globoso y una cabeza muy pequeña. Como su nombre lo indica es de color negro y presenta en la parte ventral manchas de color rojo que en algunas especies tiene forma de un reloj de arena.

Es una araña que normalmente encontramos en exteriores en leñeras, escombros, malezas, etc. Tiene un veneno bastante tóxico que puede causar graves problemas. Como ocurre con la araña rinconera, los niños y ancianos suelen ser los mas susceptibles a la peligrosidad de su veneno.

Viuda negra o araña del ajo: Latrodectus mactans

Las palomas son un interesante grupo de aves entre las cuales hay algunas especies que llegan a ser importantes plagas para la agricultura o en pueblos y ciudades como plagas urbanas.

Paloma casera común o Columba livia: es una paloma exótica, originaria del norte de África y del Sur de Europa. Tuvo un importante rol en la antigüedad como fuente de alimento y como “mensajera”. Actualmente se la encuentra en casi todas las ciudades del mundo.

En áreas urbanas encuentran gran cantidad de lugares donde descansar, acicalarse, dormir y hacer sus nidos. De igual modo encuentran agua y alimentos en forma ilimitada. Además gusta de instalarse en sitios altos y generalmente de difícil acceso. Raramente se observan en árboles, prefieren instalarse en estructuras hechas por el hombre. No obstante es común verlas ocupando palmeras.

Se alimentan de granos, semillas y de restos de alimentos que encuentran en la calle, en el patio de escuelas y colegios, en establecimientos de acopio o procesamiento de granos y semillas, banquinas, etc. Cuando se utiliza orujo de uva para mejorar el suelo en plazas, jardines, y viñedos, se las ve alimentándose con las semillas de la vid.

Su plumaje típico es de color gris ceniciento, con iridiscencias metálicas en cabeza, y cuello. El extremos de las alas presenta dos franjas negras y el extremo de la cola también es de color negro. No obstante pueden ser totalmente blancas o negras, o presentar tonalidades color té, o diferentes manchas blancas sobre plumaje negro. En fin una gran variación, pero en las bandadas siempre predominan las del plumaje típico. Tienen en la base del pico una característica formación blanca llamada carúncula.

Paloma casera común: Columba livia

Cuando sus poblaciones se incrementan o cuando se instalan en viviendas, edificios, fábricas, depósitos, monumentos, luminarias, etc. sus nidos, excrementos, plumas y ruidos ensucian, contaminan y finalmente resultan ser una verdadera plaga. Hay numerosas enfermedades asociadas a su presencia: Psitacosis, toxoplasmosis, candidiasis, y trastornos gastrointestinales por contaminación del agua en bebederos o tanques domiciliarios.

En sus nidos acumulan excrementos, restos de huevos, pichones muertos, plumas, palitos y otros elementos que aprovecha para construir su nido. Allí proliferan moscas, moscardones, derméstidos, vinchucas, y entre sus plumas se cobijan ácaros y moscas que se alimentan de su sangre.

Además de la molestia, suciedad y contaminación que producen, las vinchucas que proliferan alimentándose de su sangre son un frecuente motivo de alarma y preocupación cuando aparecen en viviendas, colegios, oficinas, hospitales, etc.

Paloma manchada, paloma turca o Columba maculosa: Es una paloma autóctona, de igual tamaño que la paloma casera común. El color de su plumaje es gris-plomo, opaco, presentando unas manchas blanquecinas en las alas. Anida solamente en árboles y palmeras. Muy rara vez se la puede encontrar anidando en alguna estructura. Se alimenta preferentemente de brotes tiernos y de frutos de plantas ornamentales y cultivadas. Suelen verse bandadas picoteando en el césped de plazas y parques, a veces mezcladas con palomas caseras comunes.

Paloma manchada, paloma turca: Columba maculosa

Es una importante dispersadora de semillas que luego germinan en jardines, plazas, parques y en la base de los árboles de las calles. Ligustros, crataegus, palmeras, olivos, laureles, aparecen invadiendo tales sitios comportándose como malezas.

Causa daños en cultivos agrícolas y con sus excrementos ensucia patios, veredas y vehículos estacionados debajo de árboles o palmeras.

Mucho se ha hablado y visto con referencia a estos maravillosos mamíferos voladores. Mitos y leyendas han creado una falsa idea de lo que es realmente un murciélago.

Son los únicos mamíferos con capacidad para volar, son nocturnos y muchas especies se alimentan solo de insectos vivos que cazan al vuelo por lo cual juegan un importante rol ambiental ya que eliminan grandes cantidades de insectos dañinos a la agricultura y dañinos para el hombre. Se dice que un murciélago puede comerse en una sola noche entre 600 y 2000 mosquitos.

Ejemplares disecados. Murciélago cola de ratón o Tadarida brasiliensis.

De todos modos cuando se presentan y se establecen en una vivienda o edificio se convierten en indeseables. Sus excrementos ensucian y producen un típico y nauseabundo mal olor. Además por su modo de volar generan temor ya que pareciera que atacan a las personas cosa que de ninguna manera llega a ocurrir. Son feos, pequeños pero grandes aliados del hombre. No hay que matarlos, tampoco hay que tratar de tomarlos con las manos pues por defenderse pueden morder. Hay simples y efectivas estrategias que permiten que se vayan y no puedan regresar a los sitios donde se cobijan.

La especie más abundante desde Texas hasta Mendoza es Tadarida brasiliensis, un pequeño murciélago que pesa alrededor de 8 a 10 gramos y que es conocido como "cola de ratón".

Desinfección:

Procedimiento basado en controlar y reducir el nivel de microorganismos patógenos (bacterias, virus, hongos, levaduras) a niveles aceptados.

Los compuestos de amonio cuaternario utilizados por nuestra empresa representan una familia de compuestos antimicrobianos, considerados como agentes con una potente actividad desinfectante, ya que son activos para eliminar los gérmenes, virus, bacterias (Gram + y Gram -) hongos y sus hifas, entre otros.

La aplicación de los sales de amonio cuaternarios se extiende a diversos ámbitos, entre ellos para:

Control de Roedores:

Al comenzar el procedimiento se realiza un monitoreo del lugar, para detectar y registrar puntos de ingreso, sectores críticos y elementos atrayentes.

Teniendo en cuenta estos datos registrados, se elabora la estrategia correspondiente, como así también sugerencias en cuanto a medidas de exclusión, ordenamiento y limpieza. Basándonos siempre en el principio de Manejo Integrado de Plagas.

Con el reconocimiento de todos los sectores, se colocan estaciones de monitoreo (exterior e interior), de manera tal de tener toda superficie cubierta. Estas estaciones están compuestas por tubos cilíndricos de PVC o cajas-cebadero con cebos rodenticidas parafinados o extruídos colocados conformando un anillo o barrera en exteriores y otro anillo en el perímetro lindero. En interiores de áreas sensibles se colocan cajas con placas adhesivas a modo de barrera o anillo interior. En esta última, el control es no químico sino mecánico (pegamento), principalmente en establecimientos de elaboración o manipulación de alimentos.

El principio activo utilizado en los cebos es un anticoagulante de segunda generación (brodifacoum, difetialone, bromadiolone o flocoumafen). En ambos casos se trata de rodenticidas monodósicos, es decir, que sólo requieren que el roedor consuma una vez el cebo para un eficaz control. El antídoto correspondiente a estos principios activos es vitamina K1.

La inspección y reposición de las estaciones de monitoreo y control de roedores se realiza teniendo en cuenta la especie de roedores y el historial de consumo de cebos. Las inspecciones se realizan semanalmente, hasta que se observe que ya no hay consumo, señal de que la plaga ha sido controlada.

Luego puede seguir un proceso de visitas o inspecciones quincenales como sistema permanente de monitoreo para detectar posibles reinfestaciones.

Control de Insectos:

Para tal fin, se realiza una meticulosa inspección del lugar, determinando ingresos, lugares de multiplicación, especies presentes y grado de infestación, todo debidamente registrado.

Este diagnóstico brinda información necesaria para establecer la metodología a emplear, como así también las medidas de exclusión y acciones correctivas o de control.

Las metodologías utilizadas:

Insectos voladores: Dispositivos de luz ultra violeta: constan de un tubo de luz ultra violeta y pisos o placas adhesivas. Los insectos voladores atraídos por la luz ultravioleta quedan atrapados en la placa adhesiva.

Los tubos de luz ultravioleta son monitoreados en cada visita, identificando el estado y funcionamiento de los mismos, la captura de insectos producida y además se deja registro de la información adquirida. En caso de ser necesario se cambian tubos y o placas.

Control químico: el control de insectos está dirigido a áreas exteriores e interiores.

Los métodos de aplicación se determinan en función de la formulación de los insecticidas y de las consideraciones del técnico: pulverización, termo nebulización, niebla fría, aerosoles, espolvoreos y cebos.

Control de moscas caseras comunes: Cebos para moscas: con feromonas, ubicados en puntos estratégicos. Las moscas son atraídas y quedan atrapadas en el interior, impidiendo que continúen su desarrollo y ciclo reproductivo. Cebos aplicados como pintura y trampas de pote.

Control de Cucarachas:

Si bien es un insecto más, algunas especies requieren otro tratamiento desigual a desinsectación, este es el caso de cucaracha rubia: en Mendoza Desinfecciones se presta un servicio diferencial gracias a la combinación de repelentes y acciones mecánicas extractivas de los individuos.

Control de palomas:

Los métodos para control de aves, principalmente palomas, se basan en principios de exclusión, disuasión y captura, respetando la biología y la dinámica poblacional de las mismas.

La implementación de este servicio utiliza distintos tipos de sistemas:

Control de Murciélagos:

Consiste en impedir el ingreso gracias a la colocación de rejillas. De esta forma no se lastima ni mata al animal que se encuentra protegido por Ley de Protección de Fauna. Una vez que el sitio se encuentra libre se realiza una limpieza y desinfección profunda como se detalla en “Desinfección” ya que las heces de este mamífero son fuente de desarrollo de hongos tóxicos para el hombre al inhalarlos sumado al olor y aspecto estético desagradable, eso sin contar el temor que le genera a algunas personas.